Pisamos tierra, seguimos nuestro camino en un autobus que, tan solo tras dos horas, ya lleva nuestra firma, nuestra cigüenia.

PUNTO DE PARTIDA: Una casa tan grande como para poder contener la vivencia de un proyecto de ilusion.

Sentir que la linea de division no esta tan marcada… y esto, se ve cuando se comienza a vivir.


Acompaniados de “nos bonnes marogaines” que quieren compartir sus vidas desde aqui.

Asi abrimos los ojos a los colores de la tierra, la nariz a las especias y los oidos a un momento de musica regalada en el castillo de Medhia.


Sentir que la linea de division no existe y esto se percibe visitando los lugares de actuacion, observando los detalles, siempre rodeados de musica y sencillamente, bebiendo un te, solo para empezar a conocernos…

Tras solo un dia y medio… KENITRA SE MUEVE!!


Anuncios