1. El aprendizaje está ligado al proceso de implicación. El aprendizaje tiene que estar ligado a la vida, a la acción. Tiene que partir de la práctica, de la vivencia, de la acción, desarrollarse en la acción e ir orientado a la acción.
2. Este aprendizaje no es sólo ni principalmente cognitivo. Si separamos lo cognitivo de lo operativo, de lo emocional y de los valores (que intervienen en las decisiones), estamos perdiendo potencial de aprendizaje.
3. Tanto el proceso de implicación como el aprendizaje suponen transformaciones externas e internas. Entendemos el aprendizaje como cambio, como desarrollo, como transformación. Y no sólo como transformación cognitiva, sino integral.
4. Estas transformaciones suponen abordar positivamente los conflictos contra la discriminación y contra la dominación en todas sus manifestaciones, incluidas especialmente las más cotidianas.
5. El desarrollo colectivo y el desarrollo personal no sólo son compatibles sino que forman un todo.
me gusta leer y reconocernos en muchas cosas

Anuncios